Lo que ha estado pasando en la vida de los Yogis en Occidente, es muy similar a lo que sucede en la Religión, política, grupos de sanción masiva, grupos de rehabilitación…

La relación Maestro – Estudiante termina cuando como en el desarrollo del ser humano, el adolescente descubre que sus padres no eran lo que creía que eran y decide seguir su camino desde el odio o el perdón. Desde la separación o la integración de la realidad. Así como es.

Pema Chordon, Yogi Bhajan, Bikram… mueven en mí la necesidad de expresar que estamos en un momento clave de evolución de la consciencia. En donde el contacto con uno mismo es la única verdad que hay que seguir. El GPS interno.

Cuando crecí en mi práctica espiritual fue cuando supe que nada de lo de afuera era lo mío de adentro. Lo de afuera mueve lo de adentro. Y con eso, el camino se desenvuelve hacia el destino final: desprender el alma del cuerpo.

No es momento de dejar de creer en los poderes infinitos del Yoga o la Espiritualidad colectiva, es momento de entender que si queremos madurar la disciplina y práctica, debemos ser suficientemente fuertes para pararnos en nuestra verdad y vivirla sin miedo. Si eres un yogi que como yo come carne, no tengas miedo de decirlo. Si eres una persona que no cree en nada, expresalo, te sorprenderá lo que descubrirás como líder en tu comunidad. Si tu enojo es grande, vívelo y de ahí evoluciona tu camino. Cámbialo tantas veces como sea necesario. Nada es estático, nada es para siempre. Ni siquiera lo que creemos que así será. Deja de lado el pensamiento de víctima que culpa a los padres de ser quienes son. Deja de poner tu vida en manos de líderes que solamente proveen herramientas para la vida pero que no tienen el deber de salvarte o decirte hacia donde ir, qué comer, ni qué comprar. No te dejes conquistar como una presa que necesita ser rescatada. Busca, busca, busca. No pares. Nada es eterno y nadie es indispensable. Solo tu y tu espiritualidad. Tu y tu sentido de vida, hacia donde la diriges, con quiénes te acompañas.

Hoy me siento mas maestra que antes. Hoy reconozco que mi individualidad se la debo a la maduración de mis necesidades. A la integración de mis padres así como son: imperfectos. Del dejar la expectativa de recibir lo que creo que necesito y aprender a vivir con lo que hay generando lo que hace falta para el bien mío y de otros. Porfavor NO confíes en cualquiera. La vulnerabilidad del alma en búsqueda puede perpetuar tu dolor. Encuentra tu tribu y cuídala como oro. Defiende tu postura sin miedo. Aprendamos a ver lo que tenemos frente a nosotros. Dejar de poner en otros países la sanación del nuestro.

Hoy veo, y veo claro. Hoy encuentro mentes que se dirigen al ser humano desde su vulnerabilidad para enriquecerse. Veo necesidad y ganas de rendirse y veo necesidad de sobreponerse y sacar desde las raíces el poder autosanador que vive en cada uno de nosotros. La espiritualidad debe empoderar no dominar. Y nuestro deber es hacer que esto se cumpla.

Sat Nam

Teresa Cassou